Misión

El Real Colegio San Francisco de Asís es una institución educativa privada que ofrece educación preescolar, básica y media vocacional, comprometida en la formación integral del ser humano dentro de la doctrina y prácticas del cristianismo; forma personas auténticas, libres, autónomas y trascendentes que permita una sociedad mejor.

Visión

Ser en 2021 una de las mejores instituciones educativas del sur occidente colombiano reconocida y líder mediante el modelo pedagógico franciscano del aprendizaje, con los mejores resultados de calidad en la formación integral de sus estudiantes

 

Principios

La singularidad consiste en ser uno en sí mismo y diferente de todos los demás seres humanos, único, irrepetible, imprescindible, con capacidad para crear, razonar, emitir juicios, asumir posiciones críticas, legitimarse como ser humano, construirse desde su individualidad y darle sentido a su vida en la relación consigo mismo, con el otro y con el entorno. La persona es centro de su ser y de su acción.

La autonomía es la capacidad de pensar por sí mismo, tomar decisiones libres y responsables a partir de procesos de reflexión crítica y de confrontación sustentada. La persona libre y responsable enfrenta su realidad con juicio crítico, toma decisiones y asume riesgos de las consecuencias de sus actos, dentro del respeto a todo lo que le rodea. Entonces, las acciones que la hacen posible la práctica de la autonomía son: responsabilidad, respeto, puntualidad, uniformidad y autoestima.

 

La apertura es la posibilidad de desarrollar todas sus potencialidades en comunidad y ser solidario con los demás, es la disposición personal que permite al ser humano abrirse así mismo y al otro en un proceso de comunicación a través de un lenguaje, la persona va construyendo su historia en el encuentro con el otro, permitiéndole al otro ser él mismo en una relación de libertad y aceptación. Solidaridad, honradez, confianza, comprensión, son valores esenciales de la convivencia humana, dentro de la apertura.

La trascendencia de una persona es la apertura a la superación de sí misma, por el constante descubrimiento de las realidades del espíritu que fundamenta sus valores de Fe y Espiritualidad.